¿Cómo se hace el queso? | Arte Tavola

¿Cómo se hace el queso?

¿Cómo se hace el queso?

Mesa de quesos df

Todos conocemos el queso y sabemos que hay diferentes tipos con sus respectivos sabores y texturas; como cuando vamos a una barra de quesos df, desde los muy frescos hasta los muy añejos, recuerda que todos los quesos que existen no son de Alpura, hay una variedad extraordinaria y muchos de ellos no vienen en empaques comerciales, pero ¿sabes cómo se preparan?

Esta exquisitez se consume en cualquier momento de la comida; aperitivos, entradas, plato principal e inclusive como postre, consumiéndose anualmente alrededor de más de 15 toneladas en todo el mundo. El queso contiene calcio y fósforo según el tipo de elaboración entre un 7 y un 34% de proteínas, alto contenido en calorías, según el tipo de leche utilizada, entre un 22 y 47% de grasas.

El portal Mundoquesos.com explica que pese a que la referencia concreta más antigua que tenemos proviene desde el Antiguo Egipto, se puede entender que su elaboración es mucho más antigua, tanto que algunos historiadores insisten en que se elaboraba queso inclusive en la prehistoria de la humanidad.

Mientras algunas fuentes ubican su origen en el continente asiático, unos 5000 años antes de nuestra era, existe una leyenda que señala que fue descubierto por un mercader árabe, que al viajar por el desierto (puede ser en África o en Asia), vio que la leche que había guardado en un recipiente de estómago de cordero había fermentado.

Debido a la combinación del calor y cuajo del estómago de cordero, la leche estaba coagulada, y al probarla notó su rico sabor y que podía seguir siendo consumida. Esta «forma de leche» es mucho más fácil de transportar, porque la leche se compacta y en menos espacio cabe más cantidad. A la vez que se evita el tener que cuidar posibles derrames.

Al mismo tiempo, si se le agrega sal, extendemos el tiempo de duración, de conservación del producto. Características que convirtieron al queso, en la antigüedad, en un producto alimenticio ideal para viajeros, ejércitos, y todos aquellos que deben pasar largos días de travesía.

Cuando hervimos la leche y ésta tiene un sabor amargo, es porque se ha coagulado. Cuando esto sucede la cuajada de leche (lo más espeso que nos queda en el recipiente) elimina el suero de la leche (de un color casi cristalino).

Si volcamos el suero, y pasamos la cuajada por un tamiz apretándola para que elimine por completo el suero (por ejemplo, por una gasa limpia, o por un filtro de café –aunque seguramente se nos romperá), lo que obtendremos es llamado «paño de queso». Sólo nos falta agregarle sal, para que tengamos queso freso. Así, sencillamente.

A este «paño de queso fresco», si queremos conservarlo varios días, debemos compactarlo, y darle un proceso de fermentación de 4 a 8 semanas, tiempo en el que formará una cascarilla de color amarillento (color más típico del queso).

Los descrito anteriormente es una aproximación sobre el cómo podemos elaborar rápidamente un queso en nuestros hogares.

 

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 1 Average: 5]

About The Author

tavola
Elementos para crear un «clima adecuado» en tu eventoBarra de dulces tematica¡Los dulces que no pueden faltar en tu fiesta mexicana!

Escríbenos

IRLANDA, PARQUE SAN ANDRES, COYOACÁN

Teléfonos: 5559668110

                    5552172551

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
WhatsApp chat Mándanos WhatsApp